Cómo lograr un maquillaje para una Comunión de día

¡Ya ha llegado una fecha muy especial para todos los niños y niñas! ¡La comunión! Y es que es un día muy especial para los pequeños que recibirán este sacramento. Si tu hijo o hija se encuentran entre ellos, seguro que querrás que todo salga perfecto, incluido el maquillaje. No te preocupes, con estos consejos podrás lograr un maquillaje perfecto para la Comunión de día. ¡Vamos a por él!

Empezamos preparando la piel del pequeño. Para ello, utiliza una crema hidratante para suavizarla y una base de maquillaje para cubrir sus imperfecciones. Aplica una fina capa y extiéndela bien con una esponja para que quede un acabado uniforme.

Una vez que la piel esté preparada, es el momento de aplicar los tonos de maquillaje. La idea para una comunión de día es conseguir un look natural. Para ello, puedes utilizar colores suaves como:

  • Un iluminador para dar luz a la piel.
  • Un rubor para un toque de color.
  • Un corrector para disimular las ojeras.
  • Un colorete para una apariencia saludable.
  • Un delineador para los ojos.

Una vez maquillado, no olvides aplicar los polvos fijadores para conseguir un acabado perfecto. Si quieres un toque extra, puedes aplicar un gloss para dar brillo a los labios del pequeño.

Y ya está, con estos sencillos pasos podrás lograr un maquillaje perfecto para la Comunión de día. ¡No olvides que menos es más!

1. ¿Qué productos de maquillaje necesitas para una Comunión de día?

La primera pregunta que debes hacerte antes de comenzar a maquillarte para una Comunión de día es ¿qué productos necesitas? Para conseguir un look natural (que es lo que querrás para una celebración de día), deberás armarte de una buena cantidad de productos de maquillaje. Esto es lo que necesitarás:

Te puede interesar  Maquillaje de Novia para la Noche: Una Guía para el Look Perfecto

-Bálsamo labial. Siempre es buena idea usar un bálsamo labial para mantener tus labios hidratados y suaves. Escoge uno con un color ligero para obtener un look natural.

-Base ligera. Si tu piel es clara, puedes usar una base ligera para unificar el tono. Si tu piel es oscura, puedes usar una correctora para cubrir pequeñas imperfecciones.

-Polvo translúcido. Para sellar la base y evitar que se transfiera alguna mancha al vestido, agrega una capa de polvo translúcido.

-Polvo bronceador. Si deseas una ligera mejora de color para tu rostro, usa un polvo bronceador en la zona de las mejillas.

-Máscara de pestañas. Para un look más sofisticado, usa una máscara de pestañas para agregar volumen y alargar tus pestañas.

-Rubor. Para darle un poco de color a tu maquillaje, agrega un ligero toque de rubor en las mejillas.

-Lápiz de ojos. Si deseas agregar un toque sutil a tu mirada, usa un lápiz de ojos para definir tus ojos.

-Bálsamo para los labios. Para el toque final para tu maquillaje, usa un bálsamo para los labios con color para agregar un ligero brillo.

2. ¿Cómo maquillarte para una Comunión de día?

En primer lugar, prepara tu piel para el maquillaje. Para esto, realiza tu rutina de limpieza y aplica una crema hidratante ligera. Después, aplica la base ligera para cubrir cualquier imperfección o para unificar el tono de tu rostro. Agrega un polvo translúcido para sellar la base. Si deseas agregar un ligero brillo, usa un polvo bronceador en las mejillas.

Ahora, es momento de maquillar los ojos. Para un look natural, comienza por aplicar un lápiz de ojos del mismo tono que la base. Después, usa una sombra de ojos de color neutro para iluminar la mirada. Agrega una máscara de pestañas para darle un toque sutil al maquillaje.

Te puede interesar  Aprende a lucir chic con pantalones de cuero

Finalmente, maquilla los labios. Usa un bálsamo labial para mantenerlos suaves. Si deseas agregar un ligero brillo, usa un bálsamo para los labios con color.

Asegúrate de aplicar el rubor en las mejillas para darle un toque de color a tu maquillaje. Después, agrega un poco de brillo en los pómulos para un look más natural.

¡Y ya estás lista para una Comunión de día!

Deja un comentario