Cómo mantener tu cabello seco en la piscina con gorros

Verano es la época perfecta para saltar a la piscina, refrescarse en el agua y divertirse con tus amigos. Desafortunadamente, el agua clorada puede hacerle mucho daño a tu cabello. Si no te proteges adecuadamente, tu cabello puede quedar seco, áspero y sin brillo. Por eso, te traemos algunos consejos para que mantengas tu cabello seco y saludable mientras nadas.

Utiliza un gorro de baño: El gorro de baño es el mejor aliado para mantener tu cabello seco. Si no lo usas, el cloro y los productos químicos de la piscina pueden dañar tu cabello. Además, el gorro evita que el cabello se enrede, lo que te ahorrará tiempo al peinarte. Cuando elijas un gorro, asegúrate de que se ajuste bien a tu cabeza. Si no es así, el agua podría pasar por debajo y mojar tu cabello.

Aplica protector solar para el cabello: El protector solar para el cabello es un producto muy útil para mantener tu cabello seco durante la natación. Estos protectores crean una capa protectora en tu cabello que impide que la química de la piscina penetre en tu cabello. Aplica el protector solar en tu cabello antes de entrar al agua.

Usa productos para el cabello sin sodium lauryl sulfate: El sodium lauryl sulfate es un ingrediente común en muchos champús y acondicionadores. Desafortunadamente, esta sustancia puede resecar tu cabello, lo que aumenta el riesgo de daños causados por el cloro. Por eso, es mejor elegir productos libres de sodium lauryl sulfate para el cuidado de tu cabello.

Limpia el cabello después de nadar: Es muy importante que laves tu cabello después de nadar. Esto te ayudará a eliminar cualquier residuo de cloro o productos químicos que se hayan quedado en tu cabello. Puedes usar un champú para cabello dañado para ayudar a restaurar tu cabello. Después del champú, aplica un acondicionador para cabello dañado para ayudar a sellar la humedad en el cabello.

Te puede interesar  Flequillo Recto: El Corte de Pelo Perfecto para Hombres

No uses secadores calientes: Los secadores calientes pueden dañar mucho tu cabello. Si acabas de salir de la piscina, evita usar el secador de pelo. Deja que tu cabello se seque naturalmente al aire libre. Si necesitas usar el secador, usa el aire frío para preservar el cabello.

Siguiendo estos simples consejos, tu cabello se mantendrá hidratado y saludable durante la temporada de piscina. No te olvides de usar un gorro de baño, aplicar protector solar para el cabello y usar productos libres de sodium lauryl sulfate.

1. ¿Cómo elegir el gorro perfecto para la piscina?

La elección del gorro para la piscina es extremadamente importante si quieres mantener tu cabello seco y libre de daños. Al elegir un gorro, busca alguno que sea de materiales resistentes al agua, como el neopreno, el silicón o la goma, para que tu cabello no se humedezca. Si el material no es resistente al agua, tu cabello se empapará con el cloro o la sal y se dañará.

Debes elegir un gorro que se ajuste bien a tu cabeza, para que no se mueva o se caiga mientras nadas. Si el gorro es demasiado grande, tu cabello se escapará de los bordes. Si es demasiado pequeño, se estirará y te causará dolor de cabeza. Trata de probarte uno antes de comprarlo para asegurarte de que sea la talla correcta.

También es importante que el gorro tenga una parte trasera con almohadillas para que se ajuste a la forma de tu cabeza. Esto asegurará que el agua no entre por los lados. Los gorros con una almohadilla en la parte trasera también ayudan a mantener el cabello fuera de los ojos. Si no quieres usar un gorro estilo tradicional, también puedes probar con una bandana de natación. Estas bandanas suelen ser más cómodas y a veces vienen con una almohadilla para la parte trasera.

Te puede interesar  Corte de cabello masculino en capas: estilos para hombres

2. ¿Cómo preparar tu cabello para usar un gorro?

Antes de usar un gorro para la piscina, es importante que prepares tu cabello para que no se dañe. Lo primero que debes hacer es lavar tu cabello con un champú y acondicionador suave. El champú debe estar libre de sulfatos para que tu cabello no se reseque con el cloro o la sal. El acondicionador ayudará a reponer los nutrientes que se han perdido durante el lavado.

Una vez que hayas lavado y acondicionado tu cabello, asegúrate de secarlo completamente antes de usar el gorro. Si tu cabello está húmedo, el cloro y la sal pueden dañarlo mucho más fácilmente. Trata de usar una toalla de microfibra para secar tu cabello. Estas toallas son más suaves que las de algodón y ayudan a secar el cabello más rápido.

Después de secar tu cabello, puedes aplicar un protector térmico para protegerlo del calor del sol y del agua. Estos protectores térmicos también ayudan a evitar que el cloro y la sal dañen tu cabello. Trata de buscar alguno que esté libre de sulfatos y que contenga nutrientes como aceite de argán o vitamina E para nutrir tu cabello.

Una vez que hayas aplicado el protector térmico, puedes peinar tu cabello suavemente y desenredarlo. Esto ayudará a que tu cabello quede liso y controlado. Puedes peinar tu cabello con un peine de dientes anchos para evitar dañarlo. Luego, trata de enredar tu cabello en la parte trasera del gorro para que no se mueva mientras nadas.

Finalmente, trata de usar algún producto para el cabello que te ayude a mantener tu cabello en su lugar. Los sprays de fijación ligera son perfectos para esto. Estos productos te ayudarán a mantener tu cabello en su lugar todo el día sin que se vea grasoso o pesado.

Deja un comentario