¿Cuál es la diferencia entre esmalte permanente y semipermanente?

¿Quieres saber si el esmalte permanente o el semipermanente es mejor para tus manos? Pues entonces, estás en el lugar correcto. En este post te explicaremos cuáles son las principales diferencias entre el esmalte permanente y el semipermanente, para que tengas toda la información para tomar la mejor decisión.

Duración: El esmalte permanente dura entre 4 y 6 semanas, mientras que el semipermanente dura entre 2 a 3 semanas. Por lo tanto, puedes ahorrar tiempo al hacer retoques más seguido con el semipermanente.

Aplicación: El esmalte permanente se aplica en tres fases: la base, el color y el brillo. El semipermanente, por otro lado, sólo se aplica en dos fases: la base y el color. Por ende, el esmalte permanente ofrece mejores resultados en cuanto a duración y brillo.

Tiempo de secado: El esmalte permanente se seca al aire, mientras que el semipermanente necesita una lámpara UV para secarse. Esta última es la razón por la cual el semipermanente no dura tanto como el permanente, ya que la luz UV daña la capa superior del esmalte creando una fina película.

Daño en las uñas: El esmalte permanente es más dañino para las uñas debido a los productos químicos y a la necesidad de usar una lámpara UV. El semipermanente, por otro lado, es menos dañino ya que no contiene los mismos productos químicos ni necesita de lámparas para secar.

Remoción: La remoción del esmalte permanente se hace con un producto específico y con ayuda de un algodón. El semipermanente, en cambio, se remueve con agua y jabón. Esta es una de las principales ventajas del semipermanente, ya que su remoción es mucho más sencilla y segura para tus uñas.

Te puede interesar  Comparando láser de diodo y láser alejandrita para tratamientos de belleza

En resumen, el esmalte permanente es mejor si quieres una duración más prolongada, mientras que el semipermanente es mejor si quieres una aplicación más sencilla y menos dañina para tus uñas.

Tipos de esmalte permanente

El esmalte permanente es uno de los más populares para los salones de belleza, y es la elección perfecta para aquellos que quieren mantener sus uñas impecables durante semanas. El esmalte permanente se aplica como cualquier otro esmalte normal, pero luego se cura con luz ultravioleta o láser para asegurarse de que dure mucho más tiempo. Esto significa que las uñas tienen un brillo duradero, sin líneas y sin descamación. El esmalte permanente también es muy resistente a los golpes y los arañazos, lo que lo hace ideal para aquellos que realizan trabajos manuales. Existen dos tipos principales de esmaltes permanentes: los esmaltes de gel y los esmaltes de acrílico. Los esmaltes de gel son más comunes y suelen durar entre dos y tres semanas antes de que sea necesario volver a aplicarlo. Estos esmaltes son más ligeros que los acrílicos, pero también son más frágiles, por lo que es importante evitar golpes o arañazos para evitar dañarlos. Los esmaltes de acrílico son una versión más fuerte de los esmaltes de gel, y pueden durar hasta seis semanas antes de que sea necesario volver a aplicarlos. Estos esmaltes son más resistentes a los golpes y los arañazos, pero también son menos flexibles y pueden agrietarse si se someten a mucha presión.

Beneficios del esmalte semipermanente

El esmalte semipermanente es una excelente opción para aquellos que quieren mantener sus uñas bonitas y saludables sin el compromiso de los esmaltes permanentes. El esmalte semipermanente se aplica como cualquier otro esmalte normal, pero luego se cura con luz ultravioleta o láser para asegurarse de que dure más tiempo. Esto significa que las uñas tienen un brillo duradero, sin líneas y sin descamación. El esmalte semipermanente también es mucho más fácil de quitar que el esmalte permanente, lo que lo hace ideal para aquellos que quieren cambiar de look con frecuencia. El esmalte semipermanente también es más resistente a los golpes y los arañazos que los esmaltes normales, y suele durar entre tres y cinco semanas antes de que sea necesario volver a aplicarlo. Algunos esmaltes semipermanentes también contienen nutrientes para las uñas, lo que ayuda a mantenerlas fuertes y saludables. Además, muchos esmaltes semipermanentes contienen aceites y vitaminas para ayudar a hidratar y nutrir las uñas. Esto significa que tus uñas estarán sanas y brillantes por más tiempo.

Deja un comentario